5 cosas que no te puedes perder en Hidalgo: Real del Monte

Es el favorito de muchos entre los Pueblos Mágicos del estado. Es sumamente disfrutable porque se puede recorrer caminado, siempre luce reluciente y encantador. Su antiguo esplendor nos remite a su pasado minero que comenzó en el siglo XVI.

Te recomendamos comenzar por la calle Hidalgo, a unos pasos está la Plaza Juárez y enfrente, el Monumento al Minero. Para almorzar ve directo al mercado, donde son famosos sus tacos de cabeza (justo detrás de la plaza). Si continúas, llegarás a la Plaza Principal de Real del Monte que reconocerás por su quiosco y su fuente traída por los ingleses mineros en 1855, con la figura de Leda y el cisne.

Al frente está la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XVII-XVIII), donde destaca un balcón sobre la puerta con la imagen de la Virgen de Guadalupe. La torre sur fue construida después para colocar el reloj donado por los trabajadores mineros. Al dar la vuelta, verás el Portal del Comercio, edificio donde Maximiliano y Carlota se alojaron en 1865. En los comercios encontrarás varias platerías, pero no se te vaya a escapar el local Pastes El Portal, que presume de tener la receta original de estas singulares empanadas con rellenos salados y dulces que acostumbraban comer los mineros ingleses (si quieres saber más, pregunta por el Museo del Paste).

No te vayas sin visitar la Mina de Acosta, donde podrás bajar para conocer un socavón de 400 metros de profundidad, el cual se recorre con casco, lámpara y overol de minero. El Panteón Inglés es otro punto que a muchos fascina por el valor artístico de sus tumbas y por sus misteriosas historias.

 

Cómo llegar
A 119 kilómetros de la Ciudad de México, por la carretera 85D hasta Pachuca; sigue por la carretera núm. 105 rumbo a Huejutla.

 

Nota original de Prun Santos para: México Desconocido