Quema de Judas: arte, color y tradición en Semana Santa

Cada año, con la llegada de las celebraciones y rituales de Semana Santa, siempre sucede una de las costumbres religiosas más arraigadas en nuestro país: la quema de Judas.

La Marmota Azul

De acuerdo con los historiadores, la quema de Judas se relaciona con “Las Fallas de Valencia”, una costumbre de origen turco que se fomentó en la Península Ibérica y que llegó a tierras mexicanas luego de la conquista.

La Marmota Azul

Los evangelizadores de aquella época idearon la “quema de Judas” como manera de representar a Judas Iscariote, quien vendió a Jesús por unas cuantas monedas.

La Marmota Azul

Otras fuentes aseguran que esta tradición centenaria realmente nació alrededor del siglo VII como una parodia de las ejecuciones realizas por el Santo Oficio de la Inquisición.

La Marmota Azul

Desde hace décadas, esta tradición es una de las más arraigadas y que más llaman la atención durante los festejos de Semana Santa.

La Marmota Azul

En la actualidad, ya no sólo se confeccionan muñecos de Judas sino también de personajes aborrecidos como los diablos e incluso imágenes de políticos.

La Marmota Azul

Son los cartoneros, esos artesanos tan creativos, quienes desde hace décadas se encargan de elaborar estos Judas y diablos a base de cartón y los adornan con vivos colores.

La Marmota Azul

El pintor mexicano Diego Rivera, dijo en una ocasión, al respecto de esta tradiciñon, que “el valor plástico de los Judas es enorme, es indudable que como objeto plástico, expresión conjunta de estructura, forma y color, en el arte del México actual, son indudablemente lo más valioso”.

La Marmota Azul

Para que no se pierda la tradición de estos rituales religiosos, en la Ciudad de México se celebra el Festival de la Cartonería, que tiene como fin rescatar las tradiciones y valorar el trabajo artesanal de los más de 40 artesanos que participa en el evento.

La Marmota Azul